0
0
0
s2smodern

Esta mañana, el Comité de Entidades de Representantes de Personas con Discapacidad de Extremadura (CERMI Extremadura), en nombre de su presidente y de sus diez entidades integrantes, ha celebrado un acto de reconocimiento para agradecer públicamente al Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida su apuesta por la inclusión social en la ópera ‘Sansón y Dalila’, primer espectáculo esta edición.

 

CERMI Extremadura asegura que este proyecto de ópera inclusiva ha permitido visibilizar la discapacidad desde la normalización, el arte y la inclusión, sobre todo, “siendo conscientes del notable esfuerzo que ha supuesto organizar el espectáculo, en cuanto a logística y producción”.

Y es que la producción de este espectáculo ha congregado en el escenario a más de 200 figurantes de diversos colectivos de personas con discapacidad: la ONCE, la Asociación de Discapacitados Auditivos de Badajoz (ADABA), la Asociación de Padres de Niños Autistas de Badajoz (Apnaba), la Asociación de Padres de Personas con Discapacidad Psíquica límite de Badajoz (AEXPAIMBA), el colectivo de afectados por el síndrome de Asperges de Extremadura (ASPERGEX), Plena Inclusión Montijo, Plena Inclusión Llerena, Plena Inclusión Zafra, Plena Inclusión Mérida y la Asociación de Discapacitados de Mérida AFADISCOP.

 

La entidad extremeña asegura que esta iniciativa cultural ha permitido trazar “un camino de inicio” y desea que se mantenga el vínculo entre estas entidades y el festival de teatro emeritense. Además, como muestra de agradeimiento, han obsequiado a Jesús Cimarro, director del Festival, con una placa conmemorativa por la labor que se ha realizado en esta edición, y ha sido entregada por el presidente del Consejo de Administración de ONCE, Venancio Ortiz.

 

Acorde con el evento, la jornada ha sido accesible para las personas con discapacidad auditiva. Gracias al SAS de FEDAPAS, el acto ha sido subtitulado en directo a través de su servicio de estenotipia computerizada.

 

Desde Fedapas nos unimos a esta celebración y deseamos que este camino de inclusión prospere hasta que se consiga la plena normalización.